Saltar al contenido

Beneficios de los probióticos y cómo tomarlos

Beneficios de los probióticos y cómo tomarlos

Los probióticos son bacterias que viven en el intestino y que, en cantidades ideales, aportan beneficios para la salud como aumentar las defensas del organismo y prevenir el desarrollo de enfermedades infecciosas e inflamatorias, como diarreas, úlceras, bronquitis o alergias, por ejemplo.

El consumo de probióticos se recomienda en situaciones de desequilibrio de la flora intestinal, que suele ocurrir tras el uso de antibióticos, tras periodos de estrés o cuando se lleva una dieta poco saludable.

Los probióticos se pueden encontrar de forma natural en algunos alimentos, como el yogur o el kéfir, o en forma de suplementos, que se pueden comprar en farmacias o tiendas naturistas y se deben utilizar bajo la supervisión de un médico o nutricionista.

o que sao os probioticos 58344

¿Para qué sirven los probióticos?

Los principales beneficios de los probióticos son:

Fortalecer el sistema inmunológico

Los probióticos ayudan a modular la respuesta inmune a nivel de la mucosa intestinal y de todo el organismo, ya que favorecen el aumento de los niveles de inmunoglobulinas y linfocitos, previniendo el desarrollo de enfermedades de origen inflamatorio e infeccioso.

Además, el consumo de probióticos puede tener un efecto positivo en algunas situaciones que pueden alterar el equilibrio intestinal y provocar una disminución de la inmunidad, como el uso de fórmulas infantiles, el uso de antibióticos, el envejecimiento, las enfermedades gastrointestinales y el estrés.

Prevenir y tratar la diarrea infecciosa

Los probióticos, especialmente Lactobacillus rhamnosus y Bifidobacterium lactis , pueden utilizarse para prevenir y tratar algunos tipos de diarreas agudas e infecciosas provocadas por virus o bacterias, como rotavirus o Salmonella sp., por ejemplo. Es importante señalar que la terapia prebiótica para la diarrea aguda debe combinarse con sales de rehidratación oral según indicación médica.

En algunos casos, la diarrea también puede ser consecuencia del tratamiento con antibióticos, ya que estos fármacos pueden promover cambios en la flora intestinal y favorecer el aumento de bacterias patógenas. Así, el uso de probióticos también puede ser eficaz en el tratamiento y prevención de este tipo de diarrea.

Combate las enfermedades digestivas

Los probióticos son capaces de actuar contra la bacteria Helicobacter pylori , un microorganismo que está relacionado con la gastritis, la úlcera péptica y el cáncer de estómago. Por tanto, se puede recomendar el consumo de probióticos en el tratamiento y prevención de estas enfermedades, aliviando los síntomas y previniendo el desarrollo de la enfermedad.

VER MAS  Hábitos de vida saludable para niños

Prevenir el cáncer de colon

Los lactobacilos y las bifidobacterias pueden modificar la flora intestinal, favoreciendo una disminución de los niveles de sustancias cancerígenas y, por tanto, previniendo el desarrollo de cáncer de colon.

Para que el efecto anticancerígeno de los probióticos sea más eficaz, es necesario incluir en la vida diaria alimentos prebióticos, que sirvan de “alimento” a las bacterias beneficiosas presentes en el intestino, como la avena, el centeno, la cebada, la raíz de achicoria, la miel, ajo y plátanos, por ejemplo.

Alivia el estreñimiento

Diferentes tipos de microorganismos probióticos pueden actuar sobre la microbiota intestinal reduciendo el estreñimiento en niños y adultos, como L. reuteri, L. casei rhamnosus, Bifidobacterium breve, Bifidobacterium lactis, L. casei Shirota , entre otros, que actúan estimulando las deposiciones. , mejorando la consistencia de las heces y reduciendo el dolor abdominal, además de prevenir la aparición de diverticulitis y hemorroides.

Prevenir y tratar las alergias

El desarrollo de microorganismos probióticos en la flora intestinal podría prevenir y ayudar a tratar algunos tipos de alergias, como la dermatitis atópica, el asma o la alergia a los ácaros del polvo, por ejemplo, ya que ayudan a reducir la respuesta inflamatoria que se produce en el organismo. Sin embargo, el efecto de los probióticos contra la alergia puede depender del tipo de microorganismo que se consuma y de la combinación con varios prebióticos que se encuentran en los alimentos.

Además, el consumo de prebióticos en mujeres embarazadas y durante el período de lactancia tiene un efecto importante, ya que ayuda a prevenir la aparición de diferentes enfermedades alérgicas en el bebé, como alergia a la leche de vaca, eccemas y dermatitis atópica. la guía de un ginecólogo u obstetra.

Trata enfermedades intestinales

El uso de probióticos, como los lactobacilos y las bifidobacterias, puede ser beneficioso para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, ya que ayudan a reducir los síntomas y controlar la inflamación intestinal, favoreciendo el tratamiento.

VER MAS  Vida sana después de los 50

Protege la salud cardiovascular

El consumo diario de productos con probióticos puede tener beneficios para la salud del corazón, ya que ayuda a disminuir la absorción de grasas de los alimentos, reduce los niveles de colesterol LDL, también conocido como «colesterol malo», y aumenta los niveles de HDL, también conocido como «colesterol bueno». , previniendo el desarrollo de enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis y el infarto de miocardio.

Prevenir infecciones del tracto urogenital

La administración vaginal u oral de probióticos puede promover el restablecimiento de la flora vaginal y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del sistema urinario, como infecciones urinarias causadas por la bacteria Escherichia coli , por ejemplo.

Además, los probióticos también pueden proteger contra el desarrollo de vaginitis bacteriana o inducida por hongos, el uso de antibióticos o cambios hormonales en una mujer.

Protege contra infecciones respiratorias

Los probióticos aumentan la actividad de los macrófagos alveolares que actúan sobre los agentes infecciosos presentes en las vías respiratorias, siendo útiles en la prevención de algunas enfermedades respiratorias, como sinusitis, otitis, bronquitis y neumonía, especialmente en niños y en personas que tienen el sistema inmunológico comprometido .

Mejora la intolerancia a la lactosa

Cuando los microorganismos probióticos están en el intestino, liberan la enzima beta-galactosidasa, que actúa sobre la digestión de la lactosa. De esta forma, evita que las personas intolerantes a este carbohidrato desarrollen síntomas como flatulencia, dolor abdominal y diarrea cuando consumen leche.

Mejorar la salud mental

Algunos estudios indican que el consumo diario de yogur y suplementos probióticos que contienen bifidobacterias y lactobacilos puede mejorar el estado de ánimo, la ansiedad, la depresión, la capacidad de memoria y algunos trastornos como el autismo y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

Como tomar probióticos

Existen dos formas principales de ingerir probióticos: la primera es mediante el aumento del consumo de alimentos con probióticos naturales, como el yogur o el kéfir, por ejemplo, y la otra mediante el uso de suplementos con probióticos.

Alimentos probióticos

Algunos alimentos son ricos en probióticos naturales . Algunos ejemplos de estos alimentos incluyen:

VER MAS  ¿TIENES EL COLESTEROL ALTO?
  • Yogur natural: Son la fuente principal y más fácil de probióticos en el mercado, pero también hay versiones de yogur con sabor que mantienen vivas las bacterias beneficiosas.
  • Kéfir: es un producto fermentado con levadura y bacterias similar al yogur, pero con un mayor contenido de probióticos. Ver más sobre kéfir;
  • Leche fermentada: son productos especiales que suelen contener Lactobacillus agregados por la industria, siendo los más famosos Yakult;
  • Kombucha: una bebida fermentada hecha principalmente de té negro;
  • ​Productos orientales a base de soja y vegetales, como Miso, Natto, Kimchi y Tempeh, que se pueden adquirir en tiendas especializadas;
  • Chucrut: se elabora a partir de la fermentación de col fresca o de hojas de col rizada;
  • Encurtidos: para hacer este alimento se colocan pepinos en agua con sal y se dejan fermentar un rato;
  • Levadura natural: es un cultivo compuesto por levaduras y bacterias que se encuentran de forma natural en el medio ambiente, y que se pueden utilizar en la elaboración de diversos productos, como panes, tartas y pasteles.

Además de estos alimentos, algunos quesos también pueden tener cultivos vivos de microorganismos con propiedades probióticas, y es importante leer la etiqueta nutricional para confirmar la presencia de bacterias.

Para mantener la flora sana, es recomendable consumir al menos 1 fuente alimenticia de probióticos al día, especialmente durante y después del uso de antibióticos, que acaban destruyendo también la flora intestinal sana.

RELACIONADOS